Mujer corajeLa lucha por la igualdad de Noelia es la lucha de todas

El 8 de marzo las mujeres de todo el mundo reivindican su papel en la sociedad. Todavía son muchas las barreras que superar. Conoce la historia de Noelia

  • facebook
  • Tweet
  • pinit
  • mename
  • Linkedin
  • mail
  • WhatsApp

Valora esta noticia

Información

La lucha por la igualdad de género tiene muchas caras. Una de ellas es la de Noelia Carpintero Toro. Una mujer que estira su salario como limpiadora para mantener a su hija. Cuando se quedó embarazada, el padre se desentendió completamente. Con 19 años se vio obligada a formar una familia como madre soltera. De hecho, comparte sus dos apellidos con su hija Leire. Entonces no tenía trabajo y vivía con sus padres. Un reto con una dificultad añadida: es discapacitada.

Una negligencia médica le provocó una falta de oxígeno en el cerebro al nacer. Sufrió un infarto cerebral que derivó en hemiparesia. Sufre una parálisis progresiva en el lado derecho del cuerpo que con el paso del tiempo le va provocando una disminución de la fuerza motora. A eso se le suman episodios de epilepsia y dificultad cognitiva. En total, una discapacidad del 75% (70% física y 5% psicológica). Dificultades pero no impedimentos para afrontar su vida sin depender de nadie. O al menos ese es su objetivo.

Ese derecho se lo negaron cuando nació su hija. Al ser discapacitada no le permitían ser la tutora legal de Leire. La responsabilidad recería en los abuelos o en otros familiares y ella figuraría en el registro como hermana de su hija. Noelia luchó por el reconocimiento legal. Tuvo que demostrar su capacidad y finalmente ganó la batalla. La prueba es su libro de familia donde consta oficialmente como familia uniparental.

Su vida laboral también ha estado plagada de obstáculos. Aunque las ayudas para la contratación de los discapacitados han mejorado, el salario mínimo que reciben no siempre es suficiente para llegar a fin de mes. Sobre todo si hablamos de empleo a tiempo parcial, como en el caso de Noelia. Todavía vive en casa de sus padres y no cree que eso pueda cambiar a corto o medio plazo. Su trabajo es físico y, aunque quisiera, su enfermedad no le permite dedicar más de media jornada. Ella y muchas otras en su situación salen gratis a sus empresas pero apenas tienen para vivir. Sobre el papel es “reinserción”, aunque ese término no le gusta. No le hace sentirse valorada.

“No se nos valora. Dan a entender que la mujer no vale para trabajar. Valemos para muchas cosas aparte de fregar.”

Y para colmo, es mujer. Eso quiere decir que sus oportunidades laborales no han sido las mismas que si hubiese nacido hombre. A pesar de que se esfuerza y aprende cada día, encima tiene un techo de cristal que impide que a ella y a otras mujeres se las tenga en cuenta para otras labores.

La situación de Noelia no es fácil, pero no por ello se rinde. Sabe que es el momento de alzar la voz.

Publicación

8 de marzo, 2018

Créditos

  • ReporteroDavid Castro
  • ImagenÍñigo Aranburu
  • MontajeAndrés Casamayor
  • ProducciónLaura Martínez y Esther Vivas
  • AgradecimientosRestaurante Amarras

Categorías

Comentarios

Aporta, opina, participa en la conversación, apoya, condena, di lo que tengas que decir, lo que piensas, lo que sientes. Pero hazlo con educación y respeto. Gracias.

Galería

Este vídeo está rodado en España

* Haz click sobre los puntos destacados del mapa para ver más vídeos por sus localizaciones.

Otros Vídeos que te pueden interesar

Relacionados

En esta misma categoría